Brasil: los límites y peligros de un presidente polarizador

Las imágenes triunfantes del presidente Bolsonaro apretando las manos de sus seguidores en frente al Palacio Presidencial en Brasilia durante las manifestaciones callejeras del pasado 15 de marzo, en medio del clima de alarma global por el coronavirus y en abierto desafío a las recomendaciones médicas, fueron divulgadas por el propio presidente a través de sus canales en los medios sociales. Sin embargo, el efecto de su actitud no fue tal cual él esperaba. El hechizo se volvió en contra del hechicero. Quería parecer fuerte y popular, pero a cambio contribuyó para abrir una profunda crisis en su ya conturbado Gobierno.

Seguir leyendo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: