Extienden licencias a los importadores de alimentos y pescadores para garantizar productos en época de coronavirus

La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) emitió tres resoluciones administrativas para extender por un periodo de 60 días la licencia a pescadores artesanales e industriales. En tanto, la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), adoptó igual medida para importadores de productos de primera necesidad, pero por tres meses.

Con estas medidas se pretende garantizar a la población el abastecimiento de alimentos y de artículos de higiene y aseo personal durante la actual pandemia del Covid-19, además de evitar de evitar las aglomeraciones en las oficinas estatales con la solicitud de los permisos correspondientes.

La Arap, a través de las resoluciones N.º 28, 29 y 30, extendió hasta el 31 de mayo de 2020 las licencias de pesca de servicio internacional, de servicio interior ribereña e industrial y el carnet a los pescadores artesanales, cuya fecha de vencimiento se encuentre entre el 1 de marzo y el 31 de mayo de 2020.

Flor Torrijos, administradora de la entidad, manifestó que a partir del viernes 20 de marzo los usuarios con trámite de renovación pendiente, entre marzo y junio, podrán continuar operando de manera normal e ininterrumpida. “Con esta medida reducimos la concentración de personas en la sede central y regionales de la Arap”, dijo Torrijos.

Según la funcionaria, el sector pesquero artesanal será el más afectado con la reducción en las ventas, porque el 80% carece de seguridad social. Se trata de informales que reciben ingresos diarios, que se ven mermados por la inactividad comercial que se vive en el país y por las restricciones de desplazamiento para evitar que se siga propagando el coronavirus.

En el país, el 58% de los pescadores que se dedican a la actividad lo hacen de forma artesanal, con un 66% de trabajadores mayores de 41 años.

Otro sector que se afectará será el de la industria camaronera, cuya actividad quedará paralizada porque el rango de edad de los pescadores oscila entre los 55 años y 65 años, edades altamente vulnerables ante el Covid-19.

En este sentido, Torrijos informó que ha solicitado al Ejecutivo incluir al sector pesquero artesanal en el bono solidario que dará el Estado, orientado a las personas cuyo estatus laboral se vea afectado a causa del brote del Covid-19.

Por su parte, Raúl Saucedo, administrado de la Aupsa, manifestó que han extendido por tres meses los registros sanitarios de las empresas que están en trámites o renovación de las licencias para importar alimentos y artículos de primera necesidad.

Sustentado en el historial de la empresa, se les otorgará la extensión de los registros aquellos importadores que estén en trámite de renovación.

Productos sensitivos como arroz, carne, frijoles, lenteja, trigo, materia prima para la elaboración de vinagre, salsas y pastas, son algunos a los que se les ha extendido la vigencia del registro, detalló Saucedo.

Las autoridades agropecuarias reiteran que en el país existe el inventario para abastecer a la población de alimentos como granos básicos, hortalizas y productos cárnicos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: