El gran ‘Reset’

Hoy, con la pandemia del coronavirus, si somos ciudadanos responsables solidarios, estamos cumpliendo con todas las exigencias (no son sugerencias) de las autoridades de salud de nuesta nación. Estamos guardados en nuestra casa (la nuestra en Coronado, ya que tenemos años de vivir pegados a la tierra).

Si tenemos la gran suerte de estar sanos, al igual que los de nuestra familia, sugiero que escuchemos solo a las nuevas medidas diarias de la autoridad y apaguemos todo ruido trágico, negativo o pesimista adicional sobre el virus, sabiendo –porque lo sabemos– que en algún momento pasará.

Dediquemos nuestro tiempo cerebral (“thinking time”) a pensar con optimismo y creatividad sobre el “nuevo mundo” que nos espera pos-crisis. Muchos (la mayoría) en el mundo entero estaremos partiendo de cero nuevamente. Lo hemos hecho antes, pero esta vez será diferente. Esta vez será no solo Panamá, sino el mundo entero. Va a haber un gran “reset” económico. Será otro mundo y podrá ser mucho mejor: más humano, más solidario, a la vez que distintísimo.

Por ejemplo: las escuelas cerraron, pero la educación continuó virtualmente, y todos los muchachos se habrán acostumbrado a ella. El sistema de los muchachos genios de “Ayudinga” pasó a ser, de una exitosa curiosidad, a la prioridad educativa sugerida y aprobada por el Meduca.

Para Ayudinga, ya el “futuro” se convirió en el “hoy”. Imaginemos lo que le tocará a Meduca hacer en el gran “reset”, que es mañana. Qué significa mañana en “empleo Vs trabajo” ¿Qué será el gran “reset” para el sistema de seguridad social burocratizado para un ayer, que ya no existirá, sin jóvenes “emplanillados” cargando con viejos de mi edad que deberiamos haber muerto (según los actuarios) hace años? La banca, acostumbrada a prestar por “descuentos de planilla”, que poco a poco dejarán de existir, sustituídos por socios o accionistas fundadores de negocios “startups” hasta ahora desconocidos.

¿Qué hará nuestro sistema hospitalario (público y privado), que tendrá que lograr programarse para una realidad anti-colapso?

¡Por fin! …presupuestos gubernamentales que tendrán como primera prioridad a la ciencia, única capaz de prevenir y salvarnos a todos de la próxima pandemia, que podría estar a la vuelta de la esquina.

Sin que nadie lo tenga que decir, amaneceremos mañana con un nuevo y profundo respeto por nuestros médicos, enfermeras y todo nuestro personal de salud, que lo arriesgaron todo –incluso sus vidas– por nosotros.

También tenemos que agradecer a los panameños y panameñas que continuaron atendiendo las necesidades de todos (en farmacias, supermercados, estamentos de seguridad del Estado y labores de aseo).

Nuestros sistemas de seguridad amanecerán menos gorilizados y más humanizados, con mayor respeto por los ciudadanos a quienes se deben, haciendo honor, ahora por experiencia vivencial, a su lema “proteger y servir”.

Nuestros políticos supieron aprender a poner a los ciudadanos primero, y a guardar sus banderitas partidarias, para izar bien alto la tricolor nacional.

Sí. Pensemos en el mañana, pues amaneceremos en un mundo nuevo y distinto, apto para ciudadanos creativos, optmistas y –sobre todo– para patriotas impregnados por nuestro “espíritu nacional” afrontando el gran “reset”.

El autor es fundador del diario La Prensa

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: