Productores de Merca se reinventan

Los controles sanitarios y la restricción a la movilización han llevado a los productores y comerciantes a buscar alternativas para que sus alimentos lleguen al consumidor.

En Merca Panamá, el recinto de productos agrícolas más grande de la capital, se preparan bolsas surtidas con productos esenciales para una alimentación nutritiva y balanceada.

Las bolsas surtidas contienen: papa, apio, brócoli, cilantro, repollo, remolacha, lechuga nacional, lechuga hidropónica, ají, tomate, cebolla, zanahoria y cebollina. Productos listos para evitar las aglomeraciones y que el cliente tenga que bajarse de su auto. Las conocidas “puerquitas” de hortalizas tiene un costo de $10. También ofrecen tubérculos, granos y frutas empacadas.

Esteban Fistonish, productor del distrito de Tierras Altas, Chiriquí, manifestó que en campo las labores de cultivo y cosecha continúan, sin perder de vista el control de las medidas sanitarias.

“El abastecimiento de los productos agrícolas está garantizado porque los productores además han tramitado el salvoconducto que permite movilizarnos y abastecer los mercados”, dijo Fistonich.

Según el agricultor, con los cierres de operaciones de los restaurantes y hoteles, aumentó la oferta de productos agrícolas. Venderlos empacados o a través de entregas a domicilio es una salida para evitar mayores pérdidas, detalló Fistonich.

En Merca Panamá los precios regresaron a la normalidad de hace dos semanas, e incluso, en algunos productos se registra una disminución en el costo.

La libra de tomate cherry volvió a su precio de entre 80 centésimos y 1 dólar. La libra de lechuga, oscila entre 60 centésimos y 70 centésimos; la de papa, está entre 48 centésimos y 46 centésimos.

Mientras que la cebolla, se ofrece a 40 centésimos la libra; la zanahoria, en 44 centésimos y el apio, a 50 centésimos. El ciento de naranjas se vende entre $7 y $8.

Yoris Morales, presidente de la Asociación de Productores y Comercializadores Agrícolas de la Unidad Alimentaria Merca Panamá, indicó que los controles se han reforzado. Solo está habilitada una puerta de entrada en cada galera, los puestos de venta tienen una línea para que el cliente haga el pedido y evitar la manipulación de los productos.

Mientras que los vendedores utilizan guantes, mascarilla y gel alcoholado.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: